domingo, 4 de noviembre de 2018




AMARTE – AMAR COMO TU AMAS
Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Qué mandamiento es el primero de todos? Respondió Jesús: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser… Amarás a tu prójimo como a ti mismo…
ENTRA EN TU INTERIOR
Ante la pregunta del escriba, Jesús responde y nos responde, con gran simplicidad pero solo, a simple vista. Amar SI, pero no a medias tintas; AMAR CON TODO NUESTRO SER. Amar a Dios que es Amor en esencia y amar a los demás como intermediarios suyos- Dar de lo que recibimos -. Para ello necesitamos haber experimentado en nosotros el don del Amor que es Dios.
El escriba le pregunta por el "primero de todos", también hoy nos preguntamos por nuestras prioridades( por lo primero), por nuestros compromisos, responsabilidades, y así una larga lista, que nos lleva en demasiadas ocasiones a perder del horizonte lo esencial: Nuestra necesidad básica, nuestra esencia humana que no es otra que - Amar y ser amados-. El amor es el regalo, gracia; el amor se nos da, por tanto también es un don darlo a los demás. Amar es “comunidad”, es pluralidad, se necesita el sentimiento en ti y el ser a quien amar, si experimentamos el amor en nosotros se comparte, o se convierte en egocentrismo, egoísmo y no en amor. ¿Me comprometo a amar a Dios y a amar como me ama Dios?