domingo, 19 de mayo de 2019


EL AMOR COMO SIGNO DE IDENTIDAD

Dijo Jesús: Os doy un mandamiento nuevo: que os améis unos a otros; como yo os he amado, amaos también entre vosotros. La señal por la que conocerán todos que sois discípulos míos será que os amáis unos a otros.
ENTRA EN TU INTERIOR
El evangelio de Juan nos narra la invitación de Jesús para que el AMOR sea el protagonista de nuestras vidas y que ese Amor nos identifique como discípulos. Nos invita a amarnos con “estilo propio” como Él nos ha amado y nos ama, un mandamiento de amor nuevo que sea el motor de nuestro corazón nuevo, un amor que sea la señal que nos defina, nuestro signo de identidad. Jesús no quiere un amor hipotético o por cumplir normas, o por obligación, Él nos habla de un Amor vivido y deseado, un amor compartido y puesto al servicio a todo aquel que nos necesite “Como yo os he amado..” he ahí la clave del amor que quiere en nosotros: un amor incondicional, amar al prójimo, amar no solo a los amigos y nos aman, un amor sin medida, amor al servicio y no a ser servido… ¿Tengo a Jesús como modelo y medida de Amor?


domingo, 12 de mayo de 2019



ESCUCHARTE – CONOCERTE - SEGUIRTE
Dijo Jesús: mis ovejas escuchan mi voz, y yo las conozco, y ellas me siguen, y yo les doy la vida eterna… Yo y el Padre somos uno

ENTRA EN TU INTERIOR
En el evangelio de este domingo – 4º de Pascua- Juan nos ilustra la imagen del Pastor bueno, del Pastor de la humanidad, que da la vida por sus ovejas, es decir por los hombres. La relación con el Pastor es individual- nos conoce a cada uno- dentro de la colectividad y se basa en tres actitudes: Escucha, conocimiento y seguimiento. Su voz se escucha en nuestro interior, aunque en demasiadas ocasiones nos distraemos, o  nos enfocamos más en lo que queremos decirle que en tener la apertura de corazón para escucharle. Él solamente llama, la decisión de seguirlo dependerá de cada uno de nosotros. Pero escuchar solo no basta, hay que ponerse en movimiento, en camino para entrar en la nueva dinámica, conocerle  para estar en sintonía, para seguirle. Desde la relación de Amor, al que es Amor, conseguiremos la comunión con Él. Amor que da la vida para que cada uno de nosotros tengamos vida eterna. Estar en sintonía con Jesús es estar en sintonía con el Padre “Yo y el Padre somos uno”