domingo, 4 de noviembre de 2018




AMARTE – AMAR COMO TU AMAS
Un escriba se acercó a Jesús y le preguntó: ¿Qué mandamiento es el primero de todos? Respondió Jesús: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente, con todo tu ser… Amarás a tu prójimo como a ti mismo…
ENTRA EN TU INTERIOR
Ante la pregunta del escriba, Jesús responde y nos responde, con gran simplicidad pero solo, a simple vista. Amar SI, pero no a medias tintas; AMAR CON TODO NUESTRO SER. Amar a Dios que es Amor en esencia y amar a los demás como intermediarios suyos- Dar de lo que recibimos -. Para ello necesitamos haber experimentado en nosotros el don del Amor que es Dios.
El escriba le pregunta por el "primero de todos", también hoy nos preguntamos por nuestras prioridades( por lo primero), por nuestros compromisos, responsabilidades, y así una larga lista, que nos lleva en demasiadas ocasiones a perder del horizonte lo esencial: Nuestra necesidad básica, nuestra esencia humana que no es otra que - Amar y ser amados-. El amor es el regalo, gracia; el amor se nos da, por tanto también es un don darlo a los demás. Amar es “comunidad”, es pluralidad, se necesita el sentimiento en ti y el ser a quien amar, si experimentamos el amor en nosotros se comparte, o se convierte en egocentrismo, egoísmo y no en amor. ¿Me comprometo a amar a Dios y a amar como me ama Dios?


domingo, 21 de octubre de 2018


SER PARA LOS DEMÁS
Santiago y Juan le dijeron: Maestro queremos que hagas lo que te vamos a pedir. Él les digo: Que queréis  que haga por vosotros?... Concédenos sentarnos en tu gloría… Los otros diez se indignaron contra ellos… Jesús reuniéndolos a todos les dijo: El Hijo del hombre no ha venido para que le sirvan, sino para servir y dar su vida
ENTRA EN TU INTERIOR
Frente a destacar, el evangelio pone la entrega, la disposición de servicio a los demás, no destacar sobre los demás. Santiago y Juan se quieren posicionar para resultar y ser figuras influyentes, querían puestos de honor. “Queremos que hagas lo que te vamos a pedir”, ¿Cuántas veces nuestras oraciones son de petición y no tanto de confianza?, Jesús nos responde a cada uno como les respondió: ¿Qué queréis que haga por vosotros? Disponibilidad completa por parte de Jesús, y es cuando ellos (y tal vez en demasiadas ocasiones nosotros), pedimos por glorias, honores, pero eso sí para nosotros, ellos olvidan pedir por los otros diez, pero nosotros en demasiadas ocasiones olvidamos al más cercano a nosotros, a quien está a nuestro lado.
¡ Tanto tiempo siguiendo al Maestro y aun no se habían percatado de la enseñanza esencial, primordial: Amar y servir!. No se trata de amar o servir, ni  triunfar o servir, van de la mano se sirve con amor y desde el amor y se triunfa sirviendo. Jesús se pone como ejemplo de servicio, de entrega, hasta las últimas consecuencias, Dar su vida. Pero y nosotros ¿Mi servicio va encaminado a dar sentido a mi vida, o busca compensaciones por el servicio?
Para terminar recordemos una frase que hace unos años se oía constantemente en nuestra sociedad y que últimamente se ha abandonado “ Para servir a Dios y a Usted?



domingo, 14 de octubre de 2018






ENVÍO AGENTES DE PASTORAL DE NUESTRA PARROQUIA
Pidamos por todos ellos, para que el Señor les conceda su fuerza y su espíritu

SEGUIRTE: DESPRENDERNOS PARA LLENARNOS DE TI
Un joven le preguntó a Jesús que tenía que hacer para ganar la vida eterna. Él le dijo que cumplir los mandamientos, (él los cumplía). Jesús entonces le dijo: vende lo que tienes y dáselo a los pobres y luego sígueme. Pero como era muy rico se marchó…
ENTRA EN TU INTERIOR
Todas nuestras acciones tienen repercusiones tanto en nosotros como en los que nos rodean. Él joven del evangelio no nos resulta extraño hoy en día, ¡Es actual! Cumple con la ley  y tiene inquietudes. Pregunta a Jesús ¿Qué hacer…? Él le responde, no por el “hacer” sino por el “ser”. Nos preocupa el “hacer” pero dejamos de lado el “comprometerse”. Cuando nos comprometemos nuestras acciones nos definen, he ahí el “ser”. ¿Qué hacer para heredar la vida eterna?, no le preocupa el día a día, es rico, pero le falta lo único que le permite seguir a Jesús, el desprendimiento. Cuando la riqueza se convierte en un dios-salvador es muy difícil mirar al cielo y extender la mano al necesitado. El hecho de tener o no tener, no es lo significativo, es como manifestamos el poseer, nuestro apego a los bienes. El joven marcha pesaroso, ya que elegir un camino lleva consigo el renunciar a otro. Jesús le deja ir pues Dios respeta su libertad, su decisión. Si tenemos el corazón lleno por acumular posesiones nos falta espacio para lo realmente importante,  Dios.







domingo, 30 de septiembre de 2018


















PRETENDER LA EXCLUSIVIDAD
LA TENTACIÓN DE MONOPOLIZAR A DIOS
Dijo Juan a Jesús: Maestro hemos visto a uno que echaba demonios en tu nombre y se lo hemos querido impedir, porque no es de los nuestros. Jesús respondió: No se lo impidáis,… El que no está contra nosotros está a favor nuestro…
ENTRA EN TU INTERIOR
Jesús nos sigue recordando esta semana el mensaje de universalidad frente a los que pretenden la exclusividad. El grupo de discípulos (en días anteriores buscaban los primeros puestos) y ahora el prestigio de su propio grupo – “no es de los nuestros”-, creen y creemos también hoy en día nuestra pertenencia en exclusividad  a un determinado grupo y dejamos de lado lo más importante el bien que se realiza. Tal vez lleguemos a tal punto de monopolizar a Dios en “nosotros” que nos importa más que el bien se realice a través nuestro, con mi actuación, frente a la consecución del bien. Este afán de protagonismo personal no contribuye a fomentar la solidaridad y la fraternidad entre todos sin exclusividad y sin exclusiones. Jesús respondió rompiendo la tentación sectaria a sus seguidores y nos responde hoy a cada uno de nosotros “No se lo impidáis”. Si aun así nos cuesta aceptar al hermano tal cual es, señal que no hemos comprendido las palabras de Jesús. Meditemos en nuestro interior nuestra actitud ante los demás ¿A quién considero de los “nuestros”? ,  ¿Excluyo a quien no es de mi grupo, o que no vive el cristianismo como lo vivo yo? ¿Creo, encierro en estereotipos y les dejo fuera?






domingo, 23 de septiembre de 2018




VOCACIÓN DE SERVICIO – GRANDEZA EN LO PEQUEÑO
Jesús seguía instruyendo a sus discípulos sobre lo que iba a ocurrirle sobre su muerte.. Llegando a Cafarnaúm  les pregunta ¿que hablaban en el camino? y le dicen que querían saber quién era el más importante. Y les contestó: Quien quiera ser el primero, que sea el último y el servidor de todos
ENTRA EN TU INTERIOR
Resulta irónico que mientras Jesús les instruye en el acto de profundo amor en la entrega hasta la muerte en la cruz, ellos estén pensando completamente diferente, antagónicamente. Se preguntan quién es el más importante, quien ocupa el primer puesto. Para Jesús sin embargo lo importante no es quien ocupa el primer lugar, o los privilegios o prerrogativas llevan intrínsecas dicho lugar. Para Jesús el valor central es el servicio, como sabiduría, como referente en las relaciones dentro de la comunidad, de la sociedad. Él nos propone como criterio la grandeza en lo pequeño, en cualquier gesto por pequeño que sea, en el cuidado de los “pequeños”, pues hoy como ayer seguimos con demasiada frecuencia interrogándonos sobre quien es el primero, en nuestro día a día, porque es ahí en el “camino” donde Jesús instruye ayer y hoy a sus discípulos.
¿Entendemos bien el mensaje? Jesús no nos propone la mediocridad, Él nos invita a aspirar a la superación por el camino humanizado del servicio, a ser el “primero en servir”. Hoy en nuestra sociedad impera la competitividad a cualquier precio, a la búsqueda del éxito, al deseo de ser el primero en todo aunque para ello tengamos que pisotear, humillar, oprimir, e incluso deshumanizar con tal de conseguir nuestras metas, nuestras aspiraciones, dejándonos llevar por la marea del éxito, y el reconocimiento de ser “ases” aun sin tener en cuenta, a nuestros semejantes. Él esta semana nos hace reflexionar: ¿Cuándo sirvo, estoy pensando en mí mismo o en  quien necesita de mi servicio? ¿Busco solo mi reconocimiento o el fin es la entrega de Tu Amor a través de mi servicio?  Por qué el que no vive para servir no sirve para vivir.

domingo, 16 de septiembre de 2018


MADRE SOLIDARIA

El 15 de septiembre es la fiesta de la Virgen de los Dolores. Al pie de la Cruz, hallamos y celebramos a María, la Madre del Crucificado y la Madre de todos los crucificados de la historia y del presente, los de ayer y los de hoy, la Virgen de los Dolores, la Virgen solidaria con todos los que sufren.
Esta fiesta nos pide a todos nosotros, miembros de la Iglesia o no, que sepamos asociarnos, como María siempre al pie de la cruz, a la pasión de Jesucristo y de tantos hombres y mujeres que sufren.
Se trata de saber llevar nuestra cruz de cada día y saber ayudar a los demás en esta tarea, que como todos sabemos es el camino de la vida, es el libro donde aprendemos a vivir con verdadera pasión nuestra existencia humana.
Todos sentimos o sentiremos el dolor y el sufrimiento en nuestras propias carnes o en la de los más cercanos o lejanos. Todos pasamos por la prueba y todos necesitamos sentir la presencia de alguien querido o simplemente un hombro atento en quien poder apoyar nuestra carga y descansar.
En María al pie de la cruz, encontramos a una madre dispuesta a arrimar el hombre pero sobre todo a ofrecer su regazo para que pueda descansar toda la humanidad humillada y maltratada. Ella es la Madre solidaria al pie de la cruz de todos sus hijos: de nuestros hermanos enfermos, ancianos, parados, inmigrantes, victimas del odio y de la violencia. Ella vivió los gozos y las sombras de la existencia humana y supo permanecer fiel y firme junto a la cruz. Ella es la compañera de ruta, que ilumina con su resplandor de gloria y de humanidad, nuestras sendas. Ella escuchó con limpio corazón y total disponibilidad la Palabra de Dios. Ella es modelo de la Iglesia y de la humanidad solidaria. Ella acompaña con amor materno a todos los peregrinos de la vida y anticipa su suerte y su destino. Y Ella es bienaventurada por todas las generaciones por ser la humilde esclava del Señor y por ofrendar su vida entera a la Causa de Jesús y de su Reino.
María nos acompaña cargando con la cruz y con los dolores de cada día. María madre dolorosa visita especialmente a quienes, por cualquier causa, viven crucificados. MF



15 de SEPTIEMBRE - FIESTA DE LA VIRGEN DE LOS DOLORES

«La Virgen María avanzó en la peregrinación de la fe, y mantuvo fielmente su unión con el Hijo hasta la cruz, junto a la cual, no sin designio divino, se mantuvo erguida, sufriendo profundamente con su Unigénito y asociándose con entrañas de madre a su sacrificio, consintiendo amorosamente en la inmolación de la víctima que ella misma había engendrado» LG 8.
Recogiendo una larga tradición de devoción a la Virgen de los Dolores, la Orden de los Siervos de María en el siglo XVI proclamó a la Virgen Dolorosa Patrona principal, como madre y guía hacia la perfección de los hijos de Dios.
La celebración de esta fiesta ofrece a todos los cristianos la oportunidad de vivir con la Madre de los Dolores una participación más profunda en el misterio de la pasión de Cristo y revivir el espíritu de María al pie de la cruz. Queremos como ella estar al pie de las infinitas cruces de los hombres nuestros hermanos. La cruz del hambre, de la enfermedad, de la violencia, de la emigración, de la muerte.
En este día de la Virgen de los Dolores, le decimos a ella:
Madre:
Señora de la Pascua.
Señora del viernes y del Domingo,
Señora de la noche y de la mañana,
Señora del silencio y de la cruz,
Señora del amor y de la entrega,
Señora, queremos decirte muchas gracias,
Muchas gracias Señora por tu Fíat,
por tu completa disponibilidad de Esclava,
por tu pobreza y tu silencio,
por el gozo de tus siete espadas,
por el dolor de todas tus partidas,
que fueron dando la paz a tantas almas.
Señora, muchas gracias, por haberte quedado con nosotros.


IDENTIDAD DE JESÚS.
 CONOCERTE - RECONOCERTE
Jesús y sus discípulos se dirigieron a las aldeas de Cesar de Felipe. Por el camino preguntó a sus discípulos:¿Quién dice la gente  que soy yo?... Y vosotros ¿Quién decís que soy?
ENTRA EN TU INTERIOR
Jesús de camino y a lo largo de nuestro caminar nos interpela individual y colectivamente, ¿Qué soy para vosotros? ¿Qué dice la gente que soy yo?.  A Jesús lo vamos descubriendo en nuestro caminar, por el camino y haciendo camino, lo vamos descubriendo a medida en que nos comprometemos en nuestra vida a dejarnos amar por Él y a  amarle. El es el Camino que nos abre a nuevos horizontes, a descubrirlo a través de la oscuridad a quien es la Luz, a dejarnos impregnar el corazón  por el que es todo Amor.
Para contestarle debemos entrar en nuestro corazón y, no vale una respuesta aprendida de memoria, de cuando éramos pequeños e íbamos a catequesis. Es por ello que Jesús nos pregunta en cada etapa de mi camino, para que desde el análisis interno y no externo podamos contestarle, porque solo desde la vivencia interior podemos descubrirle, y le redescubrimos según vamos caminando en el camino de la fe. Él no nos pide una definición vacía de vivencia, ni una definición más o menos filosófica o teológica. Cabe también responderle a la pregunta comunitaria: ¿Quién dice la gente que soy yo?,  ¿Qué perspectiva damos en nuestro caminar, en nuestro entorno inmediato, que imagen, que influencia  tiene Jesús en mi corazón? , ¿Sé transmitir con mis obras una imagen, una identidad de quien es Él? Según el diccionario de la RAE, identidad es el conjunto de rasgos propios de un individuo o colectividad que los caracterizan frente a los demás. ¿Cuál es el rango como individuo o colectividad – miembro de la Iglesia - me caracterizan como Hijo de Dios?

domingo, 9 de septiembre de 2018


ABIERTOS A LA ESCUCHA PARA COMUNICARTE
Le presentaron a Jesús un sordo que tampoco hablaba y le pidieron que le impusiera las manos. Apartándole de la gente, mirando al cielo dijo:”Effeta”, es decir “Ábrete”, al momento se le abrieron los oídos y pudo hablar
ENTRA EN TU INTERIOR
El grito “Effeta” es un grito dirigido a todos y a cada uno en particular, es una invitación: “Ábrete”, una invitación a no estar encerrados en nosotros mismos, en nuestros egocentrismos, una invitación a ser sensible a las necesidades, a la escucha activa de la Palabra, a interiorizarla y meditarla en nuestro corazón para comunicarla a los demás, a ser palabra dirigida a los corazones a través de nuestras acciones.  Escuchar es la clave para descubrir la trayectoria de la vida, de nuestra vida. No hay peor ceguera que los ojos que no quieren ver ni los oídos que no quieren escuchar, pero sin un corazón que siente, los ojos ven imágenes que no interpretan, y oídos que solo escuchan ruidos, a veces el miedo nos paraliza, y nos encerramos en nosotros mismos, nos mostramos mudos, salen palabras de nuestros labios pero no dicen nada, solo sonidos vacíos de contenidos ¿A qué me invita hoy Jesús, a que apertura me invita para salir de sordera y enmudecimiento?. Sin duda la invitación va directa a nuestro corazón. Allí habita toda causa de incomunicación, aislamiento, soledad… tan creciente en nuestro mundo. ¿Somos conscientes que si estamos abiertos a Dios, también estamos abiertos al hermano?. El evangelio de esta semana concluye: Todo lo ha hecho bien… Ojalá se diga también de nosotros: Lo ha hecho bien. Todo un elogio para las pequeñas cosas cuotidianas que realizamos, con todo el cariño de nuestro corazón.


domingo, 26 de agosto de 2018



TÚ TIENES PALABRAS DE VIDA ETERNA
Muchos discípulos de Jesús al oírlo, dijeron ¿Quién puede hacerle caso? Jesús les dijo ¿Esto os escandaliza?... Las palabras que os he dicho son espíritu y vida…Muchos discípulos se volvieron atrás.. Jesús dijo a los Doce ¿También vosotros queréis marcharos? Simón Pedro le dijo: Señor ¿a quién vamos a acudir? Tú tienes palabras de vida eterna
ENTRA EN TU INTERIOR
El entusiasmo decae, se desvanece entre algunos discípulos de Jesús. El compromiso les hace preguntarse ¿Quién puede seguirle, hacerle caso?, lo justifican diciendo que el discurso le resulta duro, intolerable, insostenible y se escandalizan, se sienten perturbados y marchan ante  la responsabilidad del seguimiento, es decir: dejar aparcado el egoísmo y entregarse a los demás, y toman el camino fácil. Es tiempo de tamizar, de la criba, de compromiso personal. Jesús no fuerza la permanencia, respeta la decisión de los que le abandonan. En demasiadas ocasiones, intentamos endulzar el mensaje de Jesús, lo adaptamos a lo que queremos que nos diga, no aceptamos que nos cambie costumbres, maneras de vivir. Pero no todos toman la decisión de abandonarlo, Jesús les pregunta a los Doce, como hoy nos pregunta a nosotros, a cada uno de nosotros ¿También vosotros queréis marchar?, Pedro le respondió ¿A quién acudir, nosotros hemos creído, Tú tienes palabras de vida eterna?. ¿Qué le respondo yo? Creer es comprometerse, creer es descubrir a Jesús en la vida, en la vida de Jesús, en nuestra vida y solo existe una respuesta posible, nuestro sí rotundo, nuestro Amen

domingo, 19 de agosto de 2018



BANQUETE DE VIDA – PARTICIPES DE TI
Jesús dijo: “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo…El pan que yo os daré es mi carne, por la vida” Disputaban los judíos entre sí ¿Cómo puede darnos a comer su carne?... El que come mi carne y bebe mi sangre habita en mí y yo en él.
ENTRA EN TU INTERIOR
El discurso de Jesús en Cafarnaúm llega a su punto culminante esta semana, al pleno sentido eucarístico, Pan de Vida – Banquete de Vida – Germen de Vida Eterna –Pan que baja del cielo , fortalece y conforta el corazón. Su cuerpo y su sangre entregada en la cruz, es comida y es bebida porque alimentan la Vida. El que come de este Pan ama y se entrega como Jesús, tenemos que identificarnos con Él, hacernos uno con su estilo de Vida, asimilarlo, digerir su mensaje, esa es la raíz de su mensaje. Jesús siempre va más allá. La dureza del lenguaje hace escandalizar y produce rechazo a los judíos, por interpretar sus palabras literalmente. No buscan los símbolos que esconde la recomendación. Al comer el Pan eucarístico, estamos en comunión con Él, nos encontramos en Común-unión. ¿Qué sabor o sinsabor dejamos a los que nos rodean después de haber comido Tú Pan? ¿Dejamos un buen sabor en su corazón? ¿Nos damos, nos entregamos a las necesidades de nuestros hermanos? ¿Cuándo comulgamos, somos conscientes de la común-unión a Ti?

martes, 14 de agosto de 2018

ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA


LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
Celebramos la Asunción de Nuestra Madre, la Virgen María a los cielos, síntesis de todas las fiestas marianas, es la fiesta llena de profundo significado y simbología,  es la fiesta de la Pascua de María, es la culminación de una vida fiel y de un “SI” permanente a Dios. Si, así es la mujer María que proclama la grandeza del Señor y es proclamada bienaventurada por todas las generaciones, como  oímos en el Evangelio. Es el día de la esperanza, día esperanzador en que empieza la promesa del Señor hecha también a nosotros” el que cree en mi tiene vida eterna y yo lo resucitaré el último día”. María nuestra Madre nos precede a compartir la presencia de Dios.
Que María, Madre de Dios y Nuestra, nos llene de alegría, de esperanza y sea ejemplo de nuestra disponibilidad a los proyectos que Dios tiene para cada uno de nosotros. Ojala sigamos la estela de su estrella, para que guiados por ella, nos conduzca y alcancemos la resurrección que Cristo ganó para nosotros en su resurrección.

domingo, 12 de agosto de 2018


ALIMENTA NUESTRO CORAZÓN CON TU PAN
Los judíos criticaban a Jesús porque había dicho: "Yo soy el pan bajado del cielo", y decían: "No es éste Jesús, el hijo de José? ¿No conocemos a su padre y a su madre? ¿Cómo dice ahora que ha bajado del cielo?" Jesús tomó la palabra y les dijo: "No critiquéis…
Os lo aseguro: el que cree tiene vida eterna. Yo soy el pan de la vida.  Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo; el que coma de este pan vivirá para siempre. Y el pan que yo daré es mi carne para la vida del mundo."
ENTRA EN TU INTERIOR
En las primeras líneas del Evangelio, Jesús toma la palabra y les dice a los judíos que murmuraban “No critiquéis…”. También en demasiadas ocasiones estamos tan seguros de saber que… o conocemos muy bien el…, que no permitimos ningún tipo de aclaración, o conocimiento, de tal manera que murmuramos o criticamos catalogando a los que nos rodean según sean sus criterios iguales o muy parecidos a los nuestros. Es decir no les dejamos vivir.
Jesús nos habla que necesitamos nutrirnos, alimentarnos…, para así tener vida, vida eterna, autentica - por que vivir es más que respirar, más que dejar transcurrir el tiempo sin ningún tipo de implicación -. Para ello necesitamos del alimento básico – el pan -, pero no cualquier pan, necesitamos el Pan que alimenta nuestro corazón, para tener vida plena.  ¿Dónde encontrarlo, donde buscarlo? “Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, el que come de este pan vivirá para siempre”. Jesús es el alimento de la verdadera vida. Alimentados por Él, por su palabra, cuando nos hacemos pan partido y repartido, dejamos de tener una vida en minúscula para hacernos Uno con Él. Nos nutrimos de Él.  En su pan hallamos la vida entregada hasta el extremo, Amor que nos humaniza, que nos acerca a Dios, nos aproxima al hermano, que nos llena de energía, de la alegría y del sentido de vivir. Jesús se presenta a sí mismo como el pan vivo bajado del cielo, cuya fuerza de vida, da vida a quien lo acoge con fe y lo reconoce como enviado e Hijo de Dios. En Él encontramos la fuerza que necesitamos para vivir en el Amor.



domingo, 5 de agosto de 2018



PAN DE VIDA
La gente se embarcaron y fueron a Cafarnaún en busca de Jesús... ¿Qué signos haces tu, para que veamos y creamos en ti? ¿Cuál es tu obra? Jesús les dijo: “Yo soy el pan de vida”.El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí no tendrá sed jamás
ENTRA EN TU INTERIOR
La multitud le busca. La semana pasada vimos que alimentaba a una gran multitud multiplicando los panes y los peces. Al encontrarlo le preguntan por los signos (milagros) que realiza para poder creer y cual su obra. Aquella gente no se termina de fiar de Jesús. Necesitan una demostración hecha a su medida. En ocasiones también nosotros pedimos señales que nos confirmen que Dios nos ama, en demasiados casos reclamamos que nos conceda lo que le pedimos/exigimos en nuestras oraciones, solicitamos milagros, obras para consolidar nuestra fe. Una fe interesada en nuestros instintos más básicos, materiales,… Necesitamos que nos alimente las necesidades, nuestras necesidades elementales: trabajo, dinero, fama, curar enfermedad, etc…en definitiva el pan básico, perecedero. Pero ¿ y el alimento de nuestro corazón, el pan para compartir, alimentarnos para fortalecernos para alimentar y fortalecer?. “El que viene a mí no pasará hambre, el que cree en mí no pasará nunca sed”, pero que significado le damos a ir a Él, creer en Él. Jesús hoy como entonces nos propone vivir desde una perspectiva diferente, donde podamos alcanzar la plenitud. El pan es el alimento que nutre, que alimenta y fortalece. Jesús aquí y ahora es “pan de vida” que nos nutre, alimenta y fortalece. Conocerle y creer en Él realmente nos levanta, nos anima y nos da la verdadera razón de vida, porque en Él encontramos el verdadero Pan de nuestras vidas

domingo, 29 de julio de 2018




Jesús pasó a la otra orilla del lago de Galilea, cerca de Tiberíades. Le seguía un enorme gentío… Jesús subió al monte y se sentó allí con sus discípulos…levantó los ojos y, al ver el numeroso gentío que acudía a él, dijo a Felipe: "¿Dónde iremos a comprar pan para que coma esa gente?" …Simón Pedro, dijo: "Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos pescados. Pero, ¿qué es esto para tanta gente?". Jesús les dijo: "Hagan que se siente la gente"…Entonces Jesús tomó los panes, dio las gracias y los repartió entre los que estaban sentados. Lo mismo hizo con los pescados, y todos recibieron cuanto quisieron…
ENTRA EN TU INTERIOR
El evangelio de esta semana “ el signo de la multiplicación de los panes y los peces”, como popularmente se le conoce está lleno de simbolismos. En el relato destacaríamos en primer lugar al muchacho que destaca entre toda la multitud reunida. Un muchacho “anónimo”, sin rostro, sin nombre que pone al servicio de los demás su humilde comida, que aunque puede parecer muy poco lo que ofrece es todo lo que posee, y así con su disponibilidad al compartir hace posible lo que a primera vista puede parecer imposible. Jesús nos llama a la contribuir, a compartir, a ser colaboradores, cooperantes suyos, Dios hará el resto.
Cuando pensamos en colaboración, en generosidad, en compartir en la mayoría de los casos nos sentimos “limitados” a aspectos económicos. Pero Dios nos sugiere más. Estar atentos a las necesidades de quienes nos rodean. Ser generoso de momentos, alimentar corazones solitarios compartiendo nuestro tiempo, generosos de afectos, de ternura, ese tiempo compartido alimenta y oxigena, devuelve alientos, alimentamos vidas a través no solo de pan sino de entrega humana, disponibilidad al necesitado con nuestras “riquezas personales”, ¿Quién es el qué es tan pobre que no tiene tiempo para compartir?


domingo, 22 de julio de 2018

TÚ ERES NUESTRO GUÍA – PASTOR – Y MAESTRO
Los apóstoles volvieron a reunirse con Jesús y le contaron todo lo que habían hecho y enseñado. Él les dijo: Venid a solas a un lugar desierto a descansar un poco”…Mucho le reconocieron… Jesús vió una multitud y se compadeció por que andaban como ovejas sin pastor y se puso a enseñarles.
ENTRA EN TU INTERIOR
La semana pasada leíamos que Jesús enviaba - nos enviaba - a dar a conocer la Buena Noticia, esta semana vuelven los apóstoles una vez terminada la misión que les fue encomendada y como suele ocurrirnos a nosotros también, queremos compartir lo que nos ha acontecido, es decir COM-PARTIR, hacer partícipe de nuestra experiencia, de nuestras vivencias, tanto si han resultado positivas, o bien necesitamos un poco de luz. Que mejor que compartir con Jesús las esperanzas que llevamos en nuestro corazón, o bien pedirle coraje para afrontar momentos de debilidad o falta de vitalidad para llevar a cabo la misión que cada uno de nosotros tenemos.
Jesús y los apóstoles se dirigen a un lugar tranquilo, retirado para poder escucharles. Y es ahí en la quietud, en el silencio del desierto donde podemos compartir con Jesús nuestras inquietudes, nuestro día a día. Pero también Jesús nos invita al descanso de nuestros esfuerzos, para así poder recuperar la armonía. El propósito de Jesús se ve interrumpido por la gran multitud que le siguió, pero encontramos a un Jesús que  los intuye desorientados, y es ahí donde los mira y se conmueve y les instruye. El evangelio también nos enseña a nosotros que algunas veces nuestros planes se ven frustrados, pero ¿Cómo es nuestra reacción, cómo nos enseña Jesús? ¿Sé captar el sufrimiento, la soledad…de la gente que se cruza en mi camino? ¿Despiertan en mi compasión, o procuro ignorar porque me pueden trastocar mis planes? Gran ejemplo para nuestro caminar. Ahora en verano, en periodo vacacional, es el tiempo perfecto para retirarnos del bullicio, para hacer una buena revisión del año, y de compartir con Jesús nuestro Maestro, nuestro guía, nuestro Pastor y así  aprovechar para ordenar acontecimientos, para pedir perdón por encontrarnos a veces como ovejas sin pastor, para pedirle su compasión y su misericordia.



domingo, 15 de julio de 2018

FESTIVIDAD DE LA VIRGEN DEL CARMEN
lunes 16 de Julio a las 21h.
MISA DE CAMPAÑA, en el 1º grupo de Mariners
Al finalizar, procesión por el puerto de la ciudad

GUIA PRÁCTICA AL APASIONANTE VIAJE
 DE ANUNCIAR EL EVANGELIO
Llamó Jesús a los Doce y los fue enviando de dos en dos, dándoles autoridad… Les encargó que llevaran para el camino un bastón, sandalias y nada más, ni pan ni alforja, ni dinero…
ENTRA EN TU INTERIOR
Jesús predicaba el Reino, los discípulos lo seguían y aprendían, eran aprendices del Maestro. Pero Jesús los llama,  nos llama y nos envía a ser portadores del mensaje de Amor, a ser mensajeros de la Buena Noticia. Para cumplir la misión no nos pide que hagamos cosas extraordinarias, más bien al contrario, ser personas sencillas pero llenas de la vitalidad del Espíritu para que por donde andemos dejemos el aroma de su Amor hacia la humanidad. Jesús ayer como hoy toma la iniciativa “les llamó y les envió”, nos llama y nos envía. En el envío nos da la guía – la clave- para el apasionante viaje de transmitir- una guía especial-.  en ella  hace hincapié en los elementos no necesarios y nos señala lo sustancial, lo importante, lo esencial para cumplir con nuestra misión : llevar bastón y sandalias, que nos ayudarán a andar el camino, apoyarnos en el hermano, recomendaciones de estilo de vida tanto si nos aceptan o nos rechazan nos alienta a no desanimarnos y así transmitir desde nuestro interior hacia el exterior, lo vivido y experimentado para que vivan y experimenten  todos aquellos que encontramos cada día en nuestro camino. Ojala con tu ayuda podamos caminar por la vida anunciando a todos la Buena Noticia de tu Amor con humildad y sencillez. 


domingo, 8 de julio de 2018



CONOCER A JESUS Y RECONOCERLE POR LO QUE ES
Jesús empezó a enseñar en la sinagoga de su pueblo, y muchos de ellos dudaban de su sabiduría…¿De dónde saca todo eso? ¿No es este el carpintero, el hijo de María..?...
ENTRA EN TU INTERIOR
En el relato de esta semana Marcos nos habla de la humanidad de Jesús, nos confirma que su humanidad no tiene privilegios y de ahí surge la dificultad  de los habitantes de Nazaret en descubrir a Dios a quien se les muestra como humano sin prerrogativas El evangelio de esta semana nos presenta a Jesús etiquetado, humillado por los que miran sin ver y oyen sin escuchar.  Cuantas veces nosotros caemos en el mismo error de etiquetar o basar nuestro criterio solo por la apariencias- vemos solo el papel en que está envuelto el verdadero “regalo”-, nos quedamos en lo superfluo… Es siempre más fácil esperar cosas extraordinarias y espectaculares mirando aspectos exteriores, “milagros” que nos prometen anuncios televisivos, que aceptar signos cotidianos de solidaridad y fraternidad de nuestros vecinos. Nos resulta sencillo “poner etiquetas”, pero a la vez nos cuesta quitarlas.
No es lo mismo conocer a Jesús que experimentar a Jesús, saber de Dios que tener la experiencia de Dios, no es lo mismo lo que creemos que conocemos que conocer desde la experiencia y no de la apariencia. ¿Me esfuerzo en conocer a Jesús en profundidad o llevo una idea preconcebida de lo oído? En su ciudad creen conocerle, se han hecho una idea de él desde niño, no le acogen tal cual se presenta ante ellos pues están bloqueados por la imagen que tienen de él. ¿Qué imagen tengo de Jesús? ¿ He actualizado la imagen o tengo aun la imagen desde mi niñez, desde que estuve en catequesis de comunión?. Cada día se nos presenta una nueva oportunidad de conocerle mejor, de creer, y de crecer en la fe
Interioricemos ¿cómo reacciona Jesús? Él no se desanima, el evangelio acaba diciendo: Y recorría los pueblos de alrededor enseñando” Un buen ejemplo para cada uno de nosotros, un ejemplo a seguir cuando nos sentimos derrotados, cuando hemos experimentado el fracaso aunque nos hemos esforzado para transformar y nos hemos sentido rechazados. Si tomamos conciencia de nuestra naturaleza como hijos de Dios y con la fuerza de Dios las adversidades no harán mella para no seguir el camino y la misión que Dios nos ha encomendado.